Disciplinas

profesora haciendo danza de relajacion

La danza de la energía –Jisen, es la expresión del placer de moverse de manera espontánea y armoniosa para canalizar el flujo de la energía vital. Son movimientos que no se pueden relacionar con modelos existentes de danza ó ejercicios físicos. Se trata esencialmente de una danza de la libertad, la danza de la energía es una experiencia que propicia la creatividad, refina la sensibilidad y fortalece el desarrollo intelectual, culminando con el enriquecimiento global de la personalidad del individuo y conformando así un ser humano más armonioso en su totalidad dentro y frente a la sociedad.

En las clases utilizamos la música, con ella  los movimientos de la danza de la energía son capaces de provocar efectos estimulantes, relajantes, activar los sentidos y la movilidad corporal. La música y los movimientos llegan a ser productores de sensaciones  que  hacen que nos sintamos bien, es tan útil la música y tan variado el uso que hacemos de ella en nuestra disciplina, que para nosotros resulta imprescindible.

La danza puede considerarse como una forma móvil y dinámica de los chakras, que reúne tres objetivos: la salud, el bienestar y la eficacia energética.

Con la filosofía: El cuerpo  está  hecho para moverse ,el trabajo que realizamos en la danza de la energía es serio sin seriedad.

  • Favorece la movilidad y el fortalecimiento de la columna vertebral
     
  • Activa los chakras para absorber el energía de la tierra y del cielo
  • Hace surgir la energía del propio cuerpo

Por eso está estructurada para evolucionar en el tiempo y adaptarse al progreso de cada practicante. Más allá de valor de la gesticulación, lo que brinda la danza de la energía es una insospechable plasticidad asociada a sensaciones varias: como la ira, la tristeza, el temor, el placer, la sorpresa, el disgusto, la vergüenza, amor, la alegría, la risa, la libertad y todos los matices que cada uno de estos estados de la mente incluyen. En definitiva un valioso instrumento como refuerzo emocional.

La Danza de la energía se puede practicar según varios registros de ejecución distintos

  • El primer registro es para los que no son físicamente muy fuertes y quieren mejorar su estado de salud. En este caso, la danza es lenta, suave y flexible para activar la energía.
  • El segundo nivel es particularmente adecuado para los que buscan el bienestar. La danza es alegre, los gestos flexibles y delicados. Es posible utilizar ritmos distintos, a veces lentos y otros rápidos.

En este caso la ejecución se distingue por una tonicidad superior de los movimientos. Es siempre la sensación de placer la que guía los gestos. 
Las clases son impartidas por Sonya Suances, profesora con gran experiencia y especializada  en movimientos corporales.

dos hombre haciendo iken karate

El I Ken Karate es un sistema de combate moderno, el cual se enseña y practica según los criterios de las Artes Marciales Tradicionales: Conviene precisar de dónde provienen los elementos técnicos: KARATE- TAI CHI CHUAN –Y IQUAN-CHI KUNG - KENJUSTU

Principios Básicos:

  • Flexibilidad de columna vertebral -  Compresión y descompresión del tronco
  • Movilidad articular.
  • Un desarrollo muscular uniforme.
  • Una respiración completa.
  • Circulación del KI.
  • Equilibrio entre mente y cuerpo.
  • Fluidez y Coordinación de Movimientos

    Origen / Moderno- Tradicional/ Externo –Interno/ Técnico

niña de rodillas haciendo iken karate infantil

I Ken karate infantil (Karate- Tai-chí- Genbudo)

Cada disciplina tiene su especificidad y la apariencia de la práctica es distinta, sin embargo, en profundidad estas tres disciplinas están estrechamente vinculadas. Habrá que hacer que  la práctica del niño le haga desarrollar una dinámica corporal y energética, que fomente la expresión espontánea sin brutalidad para el cuerpo, y más particularmente para las articulaciones y la espalda. Así, se tratará de desarrollar una construcción del cuerpo « marcial » desarrollando las aptitudes para las Artes Marciales a partir del cuerpo y con el cuerpo: expresión de lo interno en el externo. La práctica debe ser beneficiosa para la salud.

Los padres buscan  actividades para sus hijos que, además de divertirles, tengan beneficios positivos para su desarrollo físico y psíquico, y para su salud. El I Ken Karate  para niños puede ser una buena opción para unir juego con relajación, concentración y equilibrio. Es una actividad recomendada para todos los niños y niñas. La búsqueda del equilibrio y la armonía constituye una buena base para que, en el futuro, los pequeños disfruten de una vida adulta alegre y saludable.

¿Te parece difícil que tu hijo o hija consiga mantenerse quieto, en silencio y concentrado unos minutos? Seguro que a muchos padres les puede parecer casi imposible, pero la verdad es que la práctica del I Ken Karate os demostrará que todo es posible. Todo dependerá de la motivación, paciencia, persistencia y trabajo a través de la práctica. Los niños ejercitarán su respiración y aprenderán a relajarse. Problemas tan evidentes en la sociedad actual como pueda ser el estrés infantil, las situaciones conflictivas y la falta de concentración,  entre otras, encontrarán en esta práctica una herramienta efectiva que les ayudara en su largo camino hacia el dominio físico y psíquico. En las clases, es conveniente que no haya más de10 o 12 niños. Los niños deben sentirse cómodos y relajados, en un ambiente limpio, tranquilo, y silencioso.


I Ken karate infantil: Karate - Taichi - Genbudo

Cada disciplina tiene su especificidad y la apariencia de la práctica es distinta, sin embargo, en profundidad estas tres disciplinas están estrechamente vinculadas. Habrá que hacer que  la práctica del niño le haga desarrollar una dinámica corporal y energética, que fomente la expresión espontánea sin brutalidad para el cuerpo, y más particularmente para las articulaciones y la espalda. Así, se tratará de desarrollar una construcción del cuerpo « marcial » desarrollando las aptitudes para las Artes Marciales a partir del cuerpo y con el cuerpo: expresión de lo interno en el externo. La práctica debe ser beneficiosa para la salud.

¡Dos veces por semana!

Puede ser practicado por los niños y las niñas a partir de los 6 años, que es cuando los niños ya empiezan a controlar sus movimientos. Ahora bien, en función de la edad de los pequeños, así serán los tipos de ejercicios y técnicas que se realicen durante las clases: en esta etapa de iniciación al I Ken Karate, los niños y niñas, de una forma siempre divertida y amena, aprenderán poco a poco lo que significa la práctica de un arte marcial  y todo lo que implica. Aprenderán a canalizar su energía y su fuerza, a respetar a los demás y a que conocerse mejor a sí mismos. Además desarrollarán sus capacidades, habilidades y potencial dentro de la actividad física, lo que podrán extrapolar a su vida cotidiana. No se debe abusar y dedicar excesivo tiempo, el niño o la niña tiene que hacer otras actividades o simplemente, no hacer nada. Por ello, se recomienda que se acuda a clases dos veces por semana, con una duración de una hora por sesión.

Beneficios para los niños y niñas.

En cuanto a los beneficios que se pueden destacar, tanto a nivel físico como psíquico, son los siguientes:

  • Desarrolla la destreza, los reflejos y las reacciones.
  • Canalización de la energía física.
  • Educación, disciplina y  respeto por todo el que les rodea.
  • Aumento de la concentración, memoria e imaginación.
  • Ayuda al niño a conocerse más y controlarse a sí mismo.
  • Enseña valores fundamentales como la tolerancia y la responsabilidad.
  • Genera la confianza en sí mismos.
  • Desarrolla la fuerza, el equilibrio, la velocidad y la flexibilidad.
  • Mejora la coordinación psicomotriz.
  • Desarrollo y destreza de los músculos motores:
    • Flexibilidad en las articulaciones.
    • Mejora de los hábitos posturales de la columna vertebral
    • Masaje de los órganos internos.
    • Mejora en los hábitos de la respiración.
    • Estimulación de la circulación sanguínea.
    • Baja el nivel de estrés infantil.
    • Perfeccionamiento de los sentidos.
    • Calma y relajamiento

profesor de kikô

El kikô es fundamentalmente una práctica de autoformación continua. Es una práctica física-energética. El beneficio que se puede obtener de ello es « personal », y su eficacia está avalada principalmente por el estado de salud y la sensación de bienestar que tenga el alumno. Fuera de esta dimensión « personal », hay elementos objetivos con los que juzgar el grado de eficacia y de progreso: la corrección de las posturas, los gestos corporales, la respiración…todo ello constituye una indicación importante. Un punto esencial a la hora de definir el marco de la práctica del kikô es la ayuda para las demás disciplinas.


Para que sea eficaz, la práctica del kikô tiene que aprenderse mediante la enseñanza rigurosa de un método.

Hemos establecido en la práctica del kikô en cuatro grados que corresponden cada una de las etapas en la práctica personal y en la capacidad de guiar a los demás. Cada uno de estos cuatro grados corresponde a una cualificación para la enseñanza de esta disciplina.

Las etapas del kikô

  1. La sensibilización al ki : activación de los Chakras. El  pequeño circuito
  2. El  circuito sobre la superficie del cuerpo entero
  3. El gran circuito en profundidad
  4. El  circulación espontánea y permanente

personas en el bosque haciendo taichichuan

La práctica del taichi chuan, es de alguna manera una prolongación y aplicación del kikô. Es una forma de escuchar el cuerpo y de tomar conciencia de él a través de la práctica de movimientos amplios y lentos que te reconectan con tus sensaciones interiores. Recuperas el control sobre el cuerpo. Por lo tanto, los principales criterios residen en su interior. No obstante, la secuencia gestual del tai chi chuan está formada por unas técnicas específicas que se aprenden con rigor, y es en el aprendizaje y dominio de estas técnicas donde encontramos unos criterios objetivos y precisos, energético- físico- técnico. Para juzgar el nivel del practicante, nos basamos principalmente en el conocimiento y el grado de dominio de las técnicas gestuales junto con el trabajo de la energía y la eficacia.

Nuestro taichí chuan se basa en la activación de los músculos profundos con la movilidad de la columna.  Muchos creen que el ejercicio del tai chi chuan puede hacerse gracias al relajamiento muscular. Pero al relajar los músculos externos, hay que activar los músculos profundos para nosotros es lo esencial del tai chi chuan y que debido a la ignorancia, uno puede tener la impresión de que se trata de una práctica fácil y por tanto carente de interés. No se trata de repetir únicamente secuencias memorizadas. Hay que ejercitarse activando intensamente los músculos profundos relacionados con los chakras. Ahí reside la eficacia del tai chi chuan

personas postura de loto

En estas clases realizamos una serie de relajaciones guiadas que proponen visualizar distintas situaciones, que nos ayudan a trasladar la atención hacia dentro, encontrando un lugar de relajación y paz interior, y también a ponernos en contacto con esa mente ,que guarda una sabiduría interna que todos poseemos.

Cuando utilizamos la mayor parte de nuestro tiempo enfocándonos hacia fuera de nosotros mismos, abstraídos en forma tan intensa por el mundo exterior, perdemos el contacto con nuestro yo más auténtico, con esa fuente de creatividad interna.

Es cada vez más evidente la necesidad de que dediquemos parte de nuestro tiempo a cultivar ese contacto con nuestro guía interno.

Es posible una reeducación para prestar más atención a esa parte de nosotros que sabe realmente.

En este tiempo dedicado a nosotr@s mismos, aprendemos a conectar con la suficiente tranquilidad y calma como para conocernos mejor, y obtener el fruto de un crecimiento personal .Estas clases nos proporcionan unas habilidades concretas para el manejo de las emociones y el desarrollo de habilidades que favorecen la paz interior.

A través de:

· Realizar relajaciones guiadas invitando a visualizar escenas, paisajes y situaciones que estimulen el descubrimiento de momentos claves de su vida.

· Conectar con la fuerza interior de cada cual, de forma que descubramos parte de sus emociones inconscientes y aprender a comprenderlas.

· Desarrollar aspectos positivo de la personalidad

  · Capacidad de creación

  · Descubrimiento del lugar personal en que encontramos la paz

· Visualizar imágenes propuestas por el terapeuta con fines sanadores para el desarrollo de la afectividad y para descubrir los símbolos que hay tras las imágenes.

· Introducción verbal a la situación concreta de cada relajación.

· Desarrollo de cada relajación basada en la respiración y la voz del terapeuta que persigue disminuir la frecuencia vibratoria cerebral.

· Puesta en común de las experiencias habidas durante la relajación (Problemas dudas etc.) y explicación de la simbología de las imágenes.

  

Necesitamos este tiempo para aprender a relajar nuestro cuerpo y mente, para trasladarnos a una conciencia más profunda que existe en nuestro interior.

Relajarse se convierte así en la vitamina que nos permite afrontar la vida cotidiana con serenidad y calma.