Momento presente

Estar en el momento presente, en el aquí y ahora
Sumergirnos en el momento presente no es algo que vivamos muy a menudo…Más bien nos encontramos normalmente, como en una especie de una montaña rusa de pensamientos, que nos conectan a diferentes emociones y sensaciones… Nuestra mente está generando pensamientos constantemente, y esto tiene sus consecuencias… Si un pensamiento lo mantenemos en el tiempo este va evolucionando, pasa después a convertirse en una emoción que genera una respuesta en el cuerpo, que si a su vez la mantenemos durante un tiempo, se convertirá en un estado de ánimo, y finalmente éste, puede llegar incluso a terminar en un tipo de carácter, dependiendo del tiempo en que manténganos ese estado de ánimo…
En nuestro día a día podemos tener pensamientos que tengan que ver con nuestro pasado, con situaciones que hemos vivido, experiencias de todo tipo: agradables, desagradables, traumáticas, felices, etc… Dependiendo de que de tipo de pensamiento estemos teniendo, nos llevará a conectar con una emoción u otra…Si hemos vivido una experiencia fuerte ,emocionalmente devastadora, el hecho de pensar acerca de ello ,aunque esto se haya producido en el pasado ,nos volverá como digo, a conectar en el presente con toda la complejidad emocional que aquella experiencia nos causó…Con lo cual, no estaremos viviendo el momento presente único e irrepetible, si no que estaremos vivenciando anímicamente ,emocionalmente y hasta físicamente(puesto que la emociones tienen su reflejo en nuestro cuerpo físico),todo lo que esa determinada experiencia nos hizo vivir…
Si por el contrario nuestros pensamientos son en cuanto al futuro… lo que ocurre es que, son pensamientos muchas veces amenazadores, por ejemplo, si nos dejándonos llevar por todo lo que ocurre a nuestro alrededor: la inseguridad que se vive actualmente, la falta de confianza en la vida, miedo a lo que va a ocurrir en el futuro, etc…Pues todo ello, además de generarnos un estado de ansiedad ,estrés, y de infelicidad, etc…nos lleva igualmente a perdernos todo lo que está ocurriendo en el aquí y ahora…Estamos con el “piloto automático” puesto, que es el que “viene de serie” a menos que estemos despiertos …
Lo que está claro es que no podemos dejar de pensar, pues nuestra mente es entre otras cosas, algo así como una máquina que está generando pensamientos constantemente…
El hecho de estar totalmente atent@s al momento presente, poniendo toda nuestra atención en cada detalle de lo que está ocurriendo, nos ayuda a conectar con el presente en toda su plenitud…A priori esto no es tarea fácil, y quizás solo logremos estar así, unos pocos minutos al cabo del día, pero con la práctica consciente y siendo perseverantes en el hecho de estar atent@s, despiert@s, lograremos poco a poco que ese especial estado de atención ocupe cada vez mayor tiempo en nuestro día a día…
Nuestra atención se habrá vuelto exquisita, nos sentiremos en un estado muy especial de estar despiertos, sin analizar lo que está ocurriendo, no pensando acerca de ello, si no viviéndolo, experimentándolo…
El momento presente es un regalo, la misma palabra habla de ello presente= regalo…
La práctica nos ayuda a volver al presente, a sujetar nuestra mente solo y exclusivamente, a lo que acontece en ese preciso momento…
De por si el cuerpo, es un buen aliado para conectarnos con el presente si ponemos la atención en él, a nuestras sensaciones, esto se convierte en un camino que nos lleva si o si, al momento presente …
Como experiencia personal diré que, en mi comienzo del camino del aprendizaje del tai chi chuan y el chi Kung , en una de las primeras clases que estaba recibiendo ,se nos estaba explicando una serie de movimientos que debíamos de realizar, a la vez que nos desplazábamos hacia delante y hacia atrás…Todo era nuevo para mí, apenas empezaba a conocer los primeros movimientos de la forma del tai chi chuan…entonces ocurrió algo …Entré en un estado muy especial de atención y consciencia del momento presente, me sentí totalmente sumergida en la experiencia de lo que estaba ocurriendo, en esos movimientos que estaba realizando ,solo sentía el presente …presencia…experimenté lo que era tener una presencia total en el aquí y ahora, probablemente apenas duro unos minutos desde el punto de vista objetivo del tiempo, pero cuando un@ está en el presente, la ilusión del tiempo se desvanece…
Esta experiencia me dejo una profunda huella, comprendí el valor tan importante de la conexión con el cuerpo, y cómo la especial atención a él durante la práctica, nos lleva a conectar con el presente, con el aquí y ahora … la puerta para acceder a una realidad profunda... a la conexión con nuestra verdadera y autentica presencia.

 Sonya Suances Cuesta: Coach  de Metacademy

Sin comentarios

Añadir un comentario